academia

LA ACADEMIA Y LA ORQUESTA

A principios de 1978, bajo el auspicio de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, nació la Academia de Música del Palacio de Minería y su Orquesta Sinfónica. Algunos meses más tarde, se integró un Patronato que, presidido por el Director de la Facultad y conformado por un grupo de ingenieros universitarios distinguidos, toma por voluntad propia la noble misión de la Academia de fomentar y cultivar la cultura musical, una de las formas más bellas del arte. En 1985, el Patronato se transforma en Asociación Civil, para asumir la responsabilidad plena de la organización cultural y apoyar a su Alma Mater en esta función sustantiva de la Universidad.

A partir de esa fecha, con el Rector de la UNAM y el Director de la Facultad de Ingeniería como Presidente y Vicepresidente Honorarios respectivamente, los miembros de la Asociación Civil han refrendado su compromiso altruista con la Academia, al otorgar año con año su apoyo generoso para el cumplimiento de su ambicioso cometido.

Durante su trayectoria, la Academia de Música del Palacio de Minería ha tenido el honor de contar, como presidentes del Consejo Directivo, a los distinguidos ingenieros y socios fundadores: Javier Jiménez Espriú, Saturnino Suárez Fernández (†), Víctor Manuel Mahbub Matta y Carlos de la Mora Navarrete. A partir de 2013 el Presidente del Consejo Directivo es el doctor Gerardo Suárez Reynoso y desde 2004, el Ing. Guillermo Güemez García es el presidente del Consejo Consultivo. Todos ellos han desarrollado una gran labor para lograr que la Orquesta Sinfónica de Minería continúe con sus Temporadas de Conciertos de Verano, la que se ha distinguido siempre por la calidad y ejecución de sus programas con la participación de solistas destacados, directores huéspedes y agrupaciones corales de primer nivel. Compositores mexicanos y extranjeros han compuesto obras para la Orquesta, algunas por encargo expreso y otras más como aportaciones espontáneas y genuinas al proyecto.

Entre las actividades que lograron florecer a partir del Real Seminario de Minas estuvieron las denominadas Academias de Música, de las cuales encontramos datos a partir de 1807. El Palacio de Minería las albergó, y en su recinto lograron fama los artistas que participaron en esos conciertos y los miembros del Colegio de Minas, quienes figuraron, no sólo como la clase más adinerada del momento sino también como la más culta e ilustrada. Podemos citar, sin temor a equivocarnos, el Palacio de Minería como primer centro musical de la época, lugar en el que por vez primera se realizaron “conciertos de música culta”.

La Facultad de Ingeniería rescató la tradición de los mineros del siglo XIX y dio vida a la Academia de Música del Palacio de Minería, que nace en 1978 con el principal propósito de revestir de cultura sinfónica de primer nivel a nuestra sociedad mexicana. A partir de ese año, se realizan cada verano temporadas de conciertos sinfónicos que han tenido como sede el propio Palacio de Minería, el Anfiteatro Bolívar y la Sala de Conciertos Nezahualcóyotl.

La Academia de Música del Palacio de Minería y la Orquesta Sinfónica de Minería tienen como metas: involucrar a todos los sectores profesionales y universitarios en un fin común, el fortalecimiento de la actividad cultural de nuestra sociedad, como parte de los planes educativos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); llevar conciertos a todas las escuelas y facultades, para lo cual se realizan día a día las gestiones correspondientes; efectuar con toda oportunidad nuestra temporada de verano; realizar actividades que nos permitan crecer y refrendar el compromiso que tenemos contraído con la sociedad mexicana; evolucionar, transformar, desarrollar y progresar de la mano con todo aquello que le da a nuestra Universidad un reconocimiento mundial de máxima casa de estudios; obtener y consolidar el apoyo financiero de diversos sectores institucionales y de la iniciativa privada que nos permitan hacer realidad todos nuestros proyectos.

La ambición del proyecto se encamina hacia la difusión de la música no sólo en verano, sino en cuantas ocasiones sea oportuno presentar a la orquesta, no sólo en la Sala de Conciertos, sino en todos los foros universitarios que tengan interés en nuestras actividades, y nuestros planes comprenden la realización de presentaciones en diversas facultades y escuelas de la UNAM y en la Sala de Conciertos Nezahualcóyotl, como ya es tradición.