León Spierer Director huésped, honorario - vitalicio

DIRECTORES HISTÓRICOS
León Spierer

León Spierer Director huésped, honorario - vitalicio

Nació en Berlín, Alemania, en el seno de una familia de inmigrantes rusos. Se fue a vivir a Buenos Aires a temprana edad (es ciudadano argentino) y estudió en esa ciudad bajo la dirección de Ljerko Spiller, perfeccionando posteriormente sus estudios en Londres, bajo la guía de Max Rostal. Fue concertino de la Orquesta Filarmónica de Estocolmo, de 1958 a 1963, y primer violín concertino de la Orquesta Filarmónica de Berlín, de 1963 a 1993. En 1969, obtuvo el premio de Críticos Musicales de Alemania por su versatilidad en la interpretación de diversos estilos musicales.

Ha sido miembro del jurado en diversos concursos internacionales, entre los que destacan los de Munich, Génova, Odense y el afamado Concurso “Paganini”. Ha sido solista de la Filarmónica de Berlín bajo la dirección de Herbert von Karajan, Sir John Barbirolli, Antal Dorati, Hans Schmidt-Isserstedt y Daniel Barenboim. Sus múltiples grabaciones como director (L’estro armonico, Deutsche Gramophon) y solista con Lorin Maazel le han dado reconocimiento internacional. Luego de su retiro de la Filarmónica de Berlín, ha dedicado la mayor parte de su esfuerzo profesional a dirigir conciertos a la usanza del siglo XVIII y principios del XIX, sentado en el atril del concertino.

Sus actuaciones en México se han repetido desde finales de la década de 1960 y sus presentaciones como director han tenido lugar en Italia, Finlandia, Alemania, los Estados Unidos, el Oriente Medio y el Lejano Oriente.

 “...en unos pocos compases se pudo sentir una verdadera autoridad y la fuerte voluntad de obtener lo mejor de la orquesta”
Observer, Kristiansand, Noruega

 “...el anteriormente concertino de la Filarmónica de Berlín fascinó claramente tanto a los músicos como al público”.
The Times Picayune, Nueva Orleans, EUA

 “León Spierer es uno de esos directores que demuestran el especial don de comunicarse con la mente de sus músicos y obtener ejecuciones de inmensa madurez”
The Herald, Glasgow, Inglaterra