Sinfónica de Minería

La Sinfónica de Minería invade Vail con su pasión y su música.

La Sinfónica de Minería invade Vail con su pasión y su música.

Sobre Minería
|

Compartir

|

23 DE JUNIO DE 2024

La Sinfónica de Minería invade Vail con su pasión y su música.

Un hasta entonces apacible valle glaciar en el estado de Colorado, de los Estados Unidos de Norteamérica recibe por primera vez en la historia una orquesta sinfónica latinoamericana para inaugurar su festival “Bravo Vail”.

Desde los ensayos de la tercera sinfonía de Beethoven se sintieron los acordes de una música cargada de sentimiento y profundidad. A las 6 pm en punto, con la sala casi totalmente llena, se interpretaron las enérgicas notas del himno norteamericano que fue escuchado por un atento público puesto en pie, sin embargo, cuando terminó su himno se sentaron, sin saber que apenas un minuto más tarde el escenario se cimbraría con las notas del himno de México. Un puñado de mexicanos dispersos en el anfiteatro lo cantamos a todo pulmón, provocando la sorpresa de un público que se levantó de sus asientos nuevamente como impulsados por un resorte. Nos miraban incrédulos, nadie había cantado un himno en ese auditorio y menos un himno extranjero.

El primer concierto, de corte totalmente clásico, se presentó con un viento frío y lluvia que agitaba el follaje de los inmensos pinos que rodean el anfiteatro “Gerald Ford”.  Apareció en escena Ann Marie McDermott, quien es la directora artística del festival, actuando como solista para interpretar el 3er concierto para piano de Beethoven. La orquesta sinfónica de minería hizo gala de toda la formalidad y precisión que se requiere para interpretar a los maestros de la música, para que no quedara duda alguna de su extraordinaria calidad. La orquesta contagió a la audiencia con su energía y dinamismo en este concierto desde el allegro con brío del primer movimiento, la nostalgia lírica del segundo movimiento y la vivacidad del Rondo. Muy atinadamente, Ann Marie nos deleitó con un encore clásico de Bach que provocó un atronador aplauso. El cierre fue fenomenal, nada menos que con la tercera sinfonía “Eroica” de Beethoven, tantas veces escuchada en salas de conciertos, pero ninguna con la intensidad y emotividad que esta presentación requería y que la Orquesta Sinfónica de Minería logró ampliamente para convencer a propios y extraños.  Nos hizo vibrar la orquesta con cada uno de los movimientos de esta gran sinfonía, que sin duda marca una inflexión en la historia de la música. Aunque es difícil presentar un encore después de la tercera de Beethoven, el maestro Carlos Miguel Prieto lo resuelve con sentido del humor que como él dijo es importantísimo tanto en el arte como en la vida, así escuchamos una sinfonía de Haydn, para seguir con la línea de los más grandes maestros de la música, sin poder evitar aplaudir entre cada movimiento, ante la mirada y sonrisa irónica de Carlos Miguel que provocaba el aplauso y se reía con el público.

El segundo concierto fue planteado para explorar la música de Francia y España, iniciando con la suave melodía de “Le Tombeau de Couperin” de Ravel que suavemente condujo a la audiencia hasta la apasionada interpretación del concierto de Aranjuez por el virtuoso de la guitarra, el riojano Pablo Sainz Villegas. No dejó a nadie indiferente la conmovedora interpretación del gran concierto de Joaquín Rodrigo que fue seguido de un encore de “La Jota Aragonesa” de Francisco de Tarrega en el que Pablo mostró que puede hacer lo que quiere con las cuerdas y las maderas de su guitarra. Espectacular segundo encore con “Recuerdos de la Alambra” que nos transportó sin escalas a la música de Andalucía y el flamenco. Prolongada ovación de pie de una sala repleta que vibró con la guitarra y la orquesta.

La noche culminó con la interpretación de “El amor brujo” de Manuel de Falla, con su increíble “Danza del fuego” y la presentación de esta obra con una cantaora y un bailaor de flamenco que nuevamente sorprendieron al público que nunca imaginó ver una puesta en escena de este tipo, tan interesante y diferente. Cerró la noche la Orquesta con “Las Bodas de Luis Alonso” para dejarnos en el paladar todo el sabor de España.

Muy difícil era pensar algo mejor para el tercer concierto, pero más que intentar superar lo ya realizado, la OSM decidió presentar algo totalmente diferente y nunca antes vivido en este festival, este último concierto fue verdaderamente espectacular y estuvo dedicado a la música de compositores latinoamericanos.

El concierto inició con una obra de la gran compositora mexicana Gabriela Ortiz que fue escrita en honor de Clara, la esposa de Schumann quien fue una extraordinaria pianista y compositora que tuvo un papel crucial pero poco reconocido tanto en la música como en el éxito de su esposo, el gran Robert Schumann.

El programa siguió con las variaciones concertantes del compositor argentino Ginastera, en esta obra la orquesta interpretó a la perfección los variados pasajes de esta obra, algunos muy melódicos y otros de una gran brillantez.

La apoteosis se alcanzó después del intermedio con la presentación del “Concerto Venezolano” de Paquito D’ Rivera, a cargo del genial trompetista Pacho Flores. Esta obra había sido grabada por el maestro Prieto, Pacho Flores y la Orqueta Sinfónica de Minería con la disquera Deutsche Grammophon y fue merecedora del premio Grammy el año pasado. Desde el primer acorde de su mágica trompeta Pacho hizo vibrar al público llevándolo por el bullicio acompasado de la música latinoamericana. El “Cuatro” de cuerdas tocado magistralmente por el gran músico venezolano Héctor Molina, las maracas y bongos llevaron nuestra mente a Sudamérica y al caribe. Pacho hizo gala no solo de su insuperable calidad como trompetista, quizá el mejor del mundo, sino de su frescura y capacidad de improvisación, logrando que el público quedara inmerso en una expectación y emoción indescriptible. Que mejor encore que una obra del propio Pacho para trompeta y orquesta que dejó al público totalmente sorprendido por algo que jamás había escuchado.

Exhaustos de tanta emoción, aún faltaban dos regalos de la OSM y su gran director Carlos Miguel Prieto. El alma de los mexicanos que tuvimos la fortuna de estar ahí se estremeció con las cadenciosas notas del danzón número 2 de Márquez, dirigido con pulcritud, sin poses o exhibiciones fútiles, transmitiendo con fidelidad la excelencia y la profundidad de la música mexicana de alta gama. Solo podría haber algo para cerrar la presentación de la OSM en Vail que dejara un recuerdo indeleble, el Huapango de Moncayo, dedicado por el maestro Prieto a todos los trabajadores mexicanos que desde hace años viven en el área de Vail, dotándola de todos los servicios que una ciudad requiere y que sin los cuales sencillamente no existiría este bellísimo lugar. Escuchamos con emoción los acordes que evocan tan claramente el alma del pueblo de México logrando que al final el público estallara coreando con innumerables Bravos y una ovación de pie que estoy seguro que todavía sigue haciendo eco en las montañas del valle de Vail.

Muchas de las mejores orquestas del mundo han tocado y se presentarán en el futuro en este festival, pero ninguna lo había hecho con el corazón y la pasión de la orquesta sinfónica de minería.

BRAVO VAIL

BRAVO MINERIA

Dr. Miguel Ahumada Ayala

Apoya a Minería

¡Ayúdanos a llevar música a todos los rincones del mundo!

Próximos conciertos
sábado
20 julio
8:00
Programa 3 | Sábado
Sinfónica
Sala Nezahualcóyotl
domingo
21 julio
12:00
Programa 3 | Domingo
Sinfónica
Sala Nezahualcóyotl
sábado
27 julio
8:00
Programa 4 | Sábado
Sinfónica
Sala Nezahualcóyotl
domingo
28 julio
12:00
Programa 4 | Domingo
Sinfónica
Sala Nezahualcóyotl
sábado
3 agosto
8:00
Programa 5 | Sábado
Sinfónica
Sala Nezahualcóyotl
domingo
4 agosto
12:00
Programa 5 | Domingo
Sinfónica
Sala Nezahualcóyotl
viernes
9 agosto
8:00
Cien años de la Facultad de Filosofía y Letras
Sinfónica
Sala Nezahualcóyotl
sábado
10 agosto
8:00
Programa 6 | Sábado
Sinfónica
Sala Nezahualcóyotl
domingo
11 agosto
12:00
Programa 6 | Domingo
Sinfónica
Sala Nezahualcóyotl
sábado
17 agosto
8:00
Programa 7 | Sábado
Sinfónica
Sala Nezahualcóyotl

0