Sinfónica de Minería

La Academia y la Orquesta​

La Academia y la Orquesta

Los orígenes y propósitos de la Orquesta Sinfónica de Minería y la Academia de Música del Palacio de Minería A.C. están imbricados y no son uno sin el otro. Ambas toman su nombre del Real Seminario de Minas que, durante el virreinato creó y patrocinó conjuntos musicales que ofrecían conciertos en la Escuela de Minas (hoy Palacio de Minería) de la Ciudad de México. Era la sede del gremio de mineros e ingenieros, la más rica de la Nueva España.

Más de dos siglos después, en 1978, el director de orquesta, Jorge Velazco, propuso a la Facultad de Ingeniería de la UNAM la creación de una agrupación, semejante al antiguo Seminario, que contribuyera a fortalecer la vida cultural universitaria con conciertos sinfónicos de alta calidad técnica. Así nació la Orquesta Sinfónica de Minería (OSM), cuya labor artística se trazó a partir de dos objetivos principales: proponer un arriesgado repertorio de obras nunca o pocas veces escuchadas en México y la construcción de un sonido de excelencia.

En 1985 bajo el auspicio de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, nació la Academia de Música del Palacio de Minería, institución que planea, organiza y promueve las actividades de la Orquesta Sinfónica de Minería, además de otros programas. Inicialmente se integró por un Patronato que, presidido por el director de la Facultad de Ingeniería y conformado por un grupo de ingenieros universitarios distinguidos, tomaron por voluntad propia la misión de la Academia de fomentar y cultivar la cultura musical, una de las formas más bellas del arte. Después se transformó en una asociación civil para asumir la responsabilidad plena de la orquesta y sus proyectos.