Sinfónica de Minería

Una ópera mexicana, ¿para guitarra?

Compositoras y compositores
|

Compartir

|

(Sobre Tresguerras de Guillermo Diego)

En su ópera Tresguerras, el compositor Guillermo Diego se acerca a un misterio en la historia de la Independencia de México: ¿el arquitecto celayense Francisco Eduardo Tresguerras apoyó la lucha libertaria del padre Hidalgo y el rebelde Albino García mientras trabajaba para el gobierno de la Nueva España?

Aunque no se trata de un acercamiento historicista, sino poético. Un misterio envuelto de fascinante música sinfónica atravesada por aires populares y amplias líneas vocales de expresión épica con una característica distintiva: la inclusión de la guitarra no sólo a manera de extravagancia, sino como instrumento fundacional. Es decir: se trata de una ópera pensada y escrita desde la guitarra, instrumento tan ligado a la idiosincrasia mexicana.

Tras su gira de presentaciones en Celaya y León en marzo de 2024, hablamos con Guillermo Diego para profundizar en la música de su Tresguerras, donde en torno a esta narración independentista articula pasajes memorables, como un corrido interpretado por dos niños en alusión a un guerrillero que liberaba pájaros o una lacrimosa en do menor que explora la intimidad más sentimental del padre Miguel Hidalgo.

¿Cómo fue el proceso de escribir una ópera directamente desde la guitarra, prescindiendo del piano? Sobre todo me refiero a nivel pensamiento, ¿cómo se piensa en ópera directamente desde la guitarra?

Es sabido que mi instrumento es la guitarra, la estudié como concertista. Ahora bien, en mis inicios en la composición se me vendió la idea (como a todos los compositores principiantes) que el piano era indispensable para escribir. Por lo mismo, estudié piano varios años pero al paso del tiempo me di cuenta de que su técnica era absolutamente antagónica a la guitarra, así es que decidí escribir desde mi instrumento y poco a poco me fui acostumbrando a abordar la guitarra con un pensamiento sinfónico que me permitía amplificar internamente y de manera orquestal, lo producido en la guitarra. Yo siempre digo de broma que “me emancipé del piano”, aunque reconozco el piano como un instrumento portentoso y completísimo para componer.

Considero que el hábito de componer desde la guitarra pensando en lo sinfónico me abrió las puertas a un pensamiento también operístico, máxime cuando se trataba de una ópera de aires y temática auténticamente mexicanos.

La primera obra que escribí totalmente desde la guitarra fue mi concierto para guitarra y orquesta “Paisaje cubano con Brouwer” (en homenaje al gran compositor cubano) y estrenado por el destacado guitarrista Martín Madrigal y la Camerata de Coahuila dirigida por Ramón Shade.

Guardadas nuevamente las proporciones, se cuenta que Hector Berlioz tocaba la guitarra y desde ella componía para orquesta, creo que entonces ejemplos como estos nos enseñan que es posible abordar la composición desde otros recursos.

La guitarra considero que es el instrumento nacional de México, casi no hay rincón en el país que no tenga una guitarra, no falta un muro del que cuelgue una guitarra; por lo mismo y dada nuestra fuerte tradición con este instrumento, es integrada en la ópera en momentos que es necesario subrayar un espíritu mexicano o bien, un elemento de otro nivel emotivo diferente a los instrumentos de la orquesta. Noté que su intervención  es absolutamente sorpresiva, inesperada, de una emotividad diferente y desde luego, bienvenida. Desde el punto de vista tímbrico, aporta algo nuevo e inusual a la orquesta.

Los doblajes y ensambles con arpa y guitarra producen un efecto que se magnifica al ser dos instrumentos de cuerda pulsada, los cromatismos producen colores inesperados en las arias y arrullo, guitarra y arpa están absolutamente blindados para no ser opacados por la orquesta, inclusive las tonalidades de la guitarra están cuidadosamente seleccionadas para su mejor despliegue sonoro; el uso del glockenspiel también contribuye al carácter transparente y sutil de las cuerdas punteadas.

En lo personal, me emociona la idea de quizá haber escrito la primera ópera (desconozco si en México o en el mundo) que integra una guitarra en varias de sus secciones, además una guitarra correctamente escrita e idiomática dada mi condición de guitarrista compositor.

También me emociona el hecho de haber compuesto, quizá, la primera ópera de Guanajuato dedicada a pasajes de su gran historia, rodeado de un equipo tan experto como el mencionado anteriormente.

La música de la ópera transcurre siempre en lo tonal. Eso no quiere decir, sin embargo, que su estética apele a una especie de neo romanticismo. Está atravesada por aires populares. Se escuchan danzas mexicanas  y géneros como el romance y el corrido. Desde el punto de vista compositivo, ¿cómo logras que la partitura no sea meramente episódica y establezca una narración continua, fluida, donde los aires folclóricos permanezcan adheridos a un discurso original?

En efecto, la obra transcurre en lo tonal pero como bien mencionas deja a un lado lenguajes neo románticos  y folcloristas. Considero que es una obra muy libre que integra lo que el libreto va requiriendo. Recordemos que la música escénica está sujeta a la acción. Sin embargo, y sin plantear un nacionalismo absoluto, es una partitura con ciertos aires nacionalistas en algunos de sus momentos, otros épicos, otros sentimentales, otros narrativos y programáticos, no pretendí citar en todo momento lo nacional. Ahora bien, es una partitura tonal pero que, de acuerdo a mi lenguaje, siempre incluye elementos modernistas y sorpresas auditivas que considero, captan la atención del oyente, por ejemplo, el uso de rítmicas mixtas, el uso del modalismo, uso de  notas accidentales, una orquestación a veces inusual y contrastante, una gran sección de percusiones (lo cual ya se ha hecho habitual en mi trabajo). En lo personal, evito en todo momento un nacionalismo explícito.

 Los episodios dancísticos suceden en dos carriles. Por un lado, un par de pasajes que hacen referencia a las danzas de Concheros, grupos con gran arraigo en esta región (más no debe entenderse como danzas meramente folclóricas, pues incluyen también elementos modernos que le brindan otros interés musical y nuevos aires).

 El otro carril, corresponde a música escrita para ballet clásico en el que se presenta un pa de deux (Eterno corazón de cantera), el “Dueto de amor de Mariana y Albino” así como el aria “Alas de Libertad” para solo masculino.

La parte de folclore estuvo a cargo del Ballet Regional del Tecnológico de Celaya, dirigido por Plácido López; la parte de coreografía clásica fue dirigida por Cecila Zárate de Rébora.

En las referencias a la música mexicana, también se presenta “El corrido del cuaco”, un dueto interpretado encantadoramente por dos niños (Pedro Conejo Mejía y Juan José López Mendoza) en alusión al espíritu libertario que Albino García, ya desde niño, poseía al liberar a los pájaros que vendían sus padres. Se trata de un corrido orquestal con cierto humor y vivace.

 

Tresguerras, dentro de la orquesta, está representado por un tema de aires lúdicos a cargo del violín (acentuado por las maderas). ¿Este tema lo sigue a lo largo de sus apariciones? ¿Los otros personajes también tienen representaciones temáticas dentro de la orquesta?

Efectivamente, a la manera del icónico Richard Wagner o Von Weber en Tresguerras cada personaje tiene su leitmotiv. Es decir, la aparición del personaje va siempre ligada a una música en específico. De esta forma es posible crear cierta atmósfera que anticipa y permite asociar al público con un personaje o situación. Tresguerras es representado por un tema a cargo del violín y la flauta, es lúdico, proyecta con las maderas la personalidad de un ser, además de virtuoso, inteligente y de espíritu noble capaz de un gran sentido del humor. Éste y un par de motivos más lo siguen en la obra. Uno de ellos es triunfal anunciando la victoria de un criollo en una sociedad españolizada. El otro, es un vals de rebeldía al defender sus ideales. El padre Hidalgo tiene un tema sentimental, una especie de lacrimosa en do menor y otro de carácter épico y marcial, Albino García a su vez, cuenta con un tema cuya indicación es con spirito  en tonalidad de la menor que invita a la esperanza y a la lucha siempre con sacrificio. Doña Marce, madre de Albino, siempre con referencias musicales a su “Arrullo” invita con lirismo a un mundo onírico en donde los más grandes sueños de libertad son posibles.

¿Qué tipo de modismos concretos integra el libreto en español?

Esta parte es interesante ya que es una ópera en nuestro idioma (el español de México), por lo tanto hay expresiones muy populares. Por ejemplo: “al cabo yo ya veo mi lucha no fue en vano… o bien, que de tanto abusar ya esta tronando el chicharrón”; o el mismísimo “Corrido del Cuaco” en donde se integra de manera chistosa la expresión altisonante “ojete”; o inclusive la integración de algunas frases en purépecha en el “Arrullo de doña Marce”; pienso que Gustavo Rébora tenía muy claro que el lenguaje tenía que ser coloquial, que hiciera referencia a nuestra cultura popular  y sin tanto rebuscamiento.

Algunos momentos de gran intensidad están cargados con ideología, como el Coro de los Trabajadores, el Himno a la Libertad, el Juicio a Tresguerras, el Incendio de la Capilla o la Toma de la Alhóndiga. ¿Consideras que es una ópera política?

Es política en el sentido de que hace alusión a la lucha por la libertad y a un ideario que podría definirse como universal, además el argumento tiene lugar en un momento político que se ubica en la lucha por la independencia de México, por lo mismo, plantea el derecho del ser humano a la realización y a la libertad, al respeto a los derechos humanos y en contra de cualquier esclavismo.

Aunque considero que no fue creada específicamente con consignas para incidir políticamente en nuestros días. Su mensaje es universal, atemporal y el pueblo de México, de aquí a la eternidad siempre será invitado a preservar sus ideales, soberanía e independencia.

 

Esta ópera se estrenó originalmente en 2014. ¿Existen diferencias entre la versión de Nuestro Tresguerras que se estrenó en junio de 2014 y la que acabas de presentar en Celaya en 2024? ¿Durante estos 10 años revisaste la partitura? De ser así, ¿podrías por favor explicarnos las variaciones principales tanto del libreto (a cargo de Gustavo Rébora) como de las líneas vocales y la orquestación?

El libreto

Definitivamente existen muchas diferencias entre ambas versiones, especialmente en la reestructura del libreto. Es la misma historia, pero contada con otra organización dramática. El primer acto perfila la vida del Arq. Francisco Eduardo Tresguerras hasta la construcción de su obra maestra: el Templo del Carmen, en Celaya, Guanajuato. El segundo acto, aborda de manera enfática la importancia de Celaya en los inicios de la Independencia de México y da paso a la presencia de personajes como el padre Miguel Hidalgo, así como a la presencia del guerrillero o insurgente Albino García, importante personaje de la región que mantuvo viva la lucha libertaria por encomienda de Hidalgo. En este segundo acto se abordan aspectos de la vida de Tresguerras, pero quizá pudiera entenderse como un segundo episodio en el que Tresguerras actúa como testigo y simpatizante de la lucha libertaria. De esta forma, en el segundo acto el guion se expande al presentar tres historias paralelas: la de Tresguerras, el Padre Hidalgo y el insurgente Albino García.

Es importante mencionar que la revisión final para este segundo montaje estuvo a cargo de Francisco Méndez Padilla (gran conocedor de ópera) quien basado en una primera lluvia de ideas que se hizo con Gustavo Rébora (autor del libreto), y un equipo conformado por Aurora Cárdenas (directora del Conservatorio de Música y Artes de Celaya), César Piña (director escénico), Cecilia Zárate de Rébora (coreógrafa) y un servidor, concretó excepcionalmente esta segunda historia.

En el trabajo de montaje fue esencial la participación de la soprano Amelia Sierra así como Jesús Almanza, director titular de la Orquesta Sinfónica Juvenil Silvestre Revueltas, más todo un equipo de producción que siempre actuó con un gran compromiso.

La música

Debido a la reestructura del libreto, la música hubo que ajustarse e inclusive compuse nuevas secciones para lograr una transición escénica fluida y adecuada. Aproveché esta reestructuración para afinar detalles de todo el score orquestal, pienso que, a 10 de distancia, y como es natural en la composición, la pluma se va cada vez afinando más y el control de la orquesta es más preciso. Pensemos en que muchos compositores han aprovechado las revisiones de sus óperas en busca de mejores logros. Es un proceso natural y deseable en la ópera.

Desde luego que las líneas vocales tuvieron también una revisión y ajusté diversos aspectos que contribuyeron a la proyección de la voz. Igualmente, las partes corales fueron revisadas. Por ejemplo, el “Himno a la Libertad” lo reescribí al cambiar la tonalidad original de fa mayor a sol mayor, logrando más brillantez en coro, solistas y orquesta. Podría decir que fue una revisión exhaustiva que buscó siempre una orquestación colorida, clara y consistente.

¿Cómo recibió el público estas presentaciones de Tresguerras?

La recepción del público fue simplemente extraordinaria, la ovación se prolongó  por  alrededor de 10 minutos y sin excepción, se logró en todas las funciones un público de pie, lo cual, en lo personal y para todos fue de una gran satisfacción.

Pienso que la audiencia se estremeció y conmovió al ver reflejada en el escenario parte de nuestra historia. Creo que esta respuesta se debe también a que el tono de la ópera es absolutamente accesible. Como he mencionado, es una partitura con el rigor de la música de concierto pero en términos amigables para el público, a tal grado que la he definido como ópera popular; no hay búsquedas extravagantes, tampoco se trata de música abstracta.

¿En qué momento de tu carrera te encuentras y en qué proyectos estás trabajando actualmente?

Considero que creativamente estoy en el afortunado momento de la madurez artística. Puedo transmitir mediante una partitura lo que sea necesario, en este 2024 celebro 53 años en la música.

Actualmente, estoy por realizar el estreno mundial de la Suite “X Cantos Antiguos” para mezzo/tenor y guitarra, serie inspirada en los poetas prehispánicos del México antiguo.

Apoya a Minería

¡Ayúdanos a llevar música a todos los rincones del mundo!

Próximos conciertos
miércoles
22 mayo
8:00
Música de John Williams
Pops
Sala Nezahualcóyotl
jueves
20 junio
6:00
Bravo! Vail Music Festival 1
Sinfónica
Gerald R. Ford Amphitheater
sábado
22 junio
6:00
Bravo! Vail Music Festival 2
Sinfónica
Gerald R. Ford Amphitheater
domingo
23 junio
6:00
Bravo! Vail Music Festival 3
Sinfónica
Gerald R. Ford Amphitheater